ESTOY HECHA DE POESÍA

ESTOY HECHA DE POESÍA

martes, 30 de noviembre de 2010

Y SE HIZO TARDE

Te amo en rojo en azul
te pienso en el insomnio trasnochado.
Me vuelvo agua aire palabra
y cuando soy verdad me vuelvo humo.


Te amo en presente en futuro
te deseo en horas escondidas.
Mis besos se vuelven corales
en la lóbrega profundidad de mi mentira.


Te amo en manos vacías
te poseo en ilusorios sueños.
Mi cuerpo va volviéndose pasado
la espera quedándose dormida

y no he podido detener el tiempo.

María Ayala © (todos los derechos reservados)

sábado, 27 de noviembre de 2010

ESTAMPIDA



Estampida de silencios
aplastan mis sueños.
Plumas de ángeles flotan
en la espuma de mis sábanas...

y la nostalgia de ti,
cava fosas en el viento.

María Ayala © (todos los derechos reservados)

viernes, 26 de noviembre de 2010

LETARGO



Ignoro si mis insomnios son el resultado de mis tensiones; de no comer, o de cenar media hamburguesa a las diez. No sé si sea eso o el saberme reprimida,limitada,vieja…o tan joven que no quepo en mí.

Siempre he dicho y lo confirmo o reafirmo —qué más da—: la vida es hermosa, pero tampoco sé si ese cuento me lo cuento para poder sobrevivir…O vivo en una pesadilla, pero…voy cayendo en cuenta: No tengo insomnios / ¡estoy dormida!

No he podido despertar.

María Ayala © (todos los derechos reservados)

sábado, 20 de noviembre de 2010

IN-VERSOS


Cuando el cansancio te lleva a tu cama,
y reclinando la cabeza sobre la almohada
se presenta en tu paz callada
el latir pausado de tu corazón…

—Todo está en orden —piensas.
Y cerrando los ojos dispones
lo que harás mañana.

Entre tanto, yo,
presa de mis insomnios tercos
intento derribar los muros que has creado
entre tus horas puras, ordenadas
y el inconexo tiempo de mi tiempo.


María Ayala © 

miércoles, 17 de noviembre de 2010

NOCHE

No podrá tu oscuridad
nunca herir mi mañana.
Por más que corras,
jamás podrá tu afán alcanzarla;

inútil será tu descaro
de vestirte con luz lunar
y envolverte en tu azul zafiro
pues cuando mengüe la luna su suspiro
mostrarás tu desnudez a medias

y no podrás enseñorearte
cuando amanezca,
y eternamente dormirás en tu sombra
antes que el sol aparezca.

María Ayala © (todos los derechos reservados)

lunes, 15 de noviembre de 2010

...


Uno es el blanco.
Oscuro pensamiento oscilante;
péndulo concretándose
en la profundidad del verso.

Ojos sin rostro,
de pupilas dilatadas
como cuello de útero,
dando a luz la Poesía.

María Ayala ©

viernes, 12 de noviembre de 2010

VICEVERSA


Qué haces ahí, impávido,
náufrago en las estrías de tu cama.
Asfixiado por silencios encallados
en los diques del sueño que te ancla.

Te encubres en lóbregas visiones
que palpitan en tus ojos obstruidos;
ciegos a los deseos de mi cuerpo
que se consume en inútiles pasiones.

Maniatado… ¡se enrancian las uvas
de tu lagar abandonado!,

y tú… mudo, indiferente
descansando tu cansancio;
tan ajeno, tan ausente,
de mis mórbidas euforias.

¡Rompe ya el cristal de tus tibiezas!
acaba con ese hábito de excusas ilusorias
con que evades mis húmedos deseos.

Ofréceme el holocausto de tu pereza.
Yo te daré el descaro de mis excesos,
libaré la simiente de tu cuerpo;
quiero matarte en mi boca, morirme en tu sexo...

¡o viceversa!

María Ayala ©

domingo, 7 de noviembre de 2010

EN MIS INSOMNIOS




De qué me sirve imaginarte
en la lejanía de mi insomne pensamiento,
si la sombra burlona de mi tiempo,
brutal disipa la presencia de tu imagen.

De qué me sirve intimidar al sueño
para amarte en la elipsis de mi cama
si cuando empiezo a besarte en mis delirios
insolente me sorprende la mañana.

María Ayala ©

miércoles, 3 de noviembre de 2010

DISCORDANCIAS DE UN ENCUENTRO





Un silencio que habla, una agonía que vive, un encuentro que busca, un olvido que recuerda…
Un placer que duele, un sueño que desvela, una paz que altera; una mirada que no ve, una canción que no se canta, un poema que no se lee, un sol que no calienta, una luna de día, una lluvia que no moja, una cordura que está loca, un pecado que no condena, una gloria que quema, un infierno que se goza…
Todas estas discordancias
Corazón mío
comenzaron en el ensayo de tu boca.


María Ayala ©
(Del libro: De lirios y en sueños/OFICIO Ediciones/Derechos Reservados)